Lo que me hace más feliz es ir a caminar por la montaña con mi familia y amigos. El plan de hoy ha sido ir a buscar setas, concretamente «picornells» (en mallorquín) o rebozuelos (en castellano). También he encontrado algún níscalo, pero poquitos porque todavía no ha llovido mucho.

Encinares, hayedos y pinares son espacios naturales muy adecuados para la aparición de esta joya de otoño. La mejor manera de disfrutar todo el sabor es consumirlas en el menor tiempo posible. Podemos guardarlas en la nevera dos días, escaldarlas enteras uno o dos minutos y congelarlas o guardarlas en conservas de aceite de oliva.

 

Propiedades nutricionales:

Las setas son una fuente de vitaminas del grupo D y B, sobre todo vitamina B3, con 6,5 mg/100 g de peso. Se trata de una vitamina importante para el sistema nervioso, además de tener otras funciones como la de mantener las mucosas digestivas, la actividad muscular o el control del sueño.

También contienen minerales como el sodio, el potasio, el calcio y el magnesio; y aminoácidos con propiedades antioxidantes.

Los hongos forman parte del sistema inmunitario del bosque, por lo que no es extraño que tengan efectos sobre las defensas del organismo humano. Algunos ejemplos de setas con propiedades medicinales son:

  • Shitake, con efectos antivíricos y anticancerígenos, contiene sustancias que favorecen el control del colesterol.
  • Maitake, anticancerígena y antiviral que puede ayudar a controlar la presión arterial y los niveles de azúcar.
  • Reishi, estimula el sistema inmunitario e inhibe el crecimiento de tumores malignos. Tiene efectos antiinflamatorios, reduce síntomas de alergia y protege el hígado.

Os dejo una receta riquísima, ¡que aproveche!

Risotto de rebozuelos (para 4 personas)

Ingredientes

1 cebolla

400 g de rebozuelos (picornells)

1 c.s de ghee o aceite de oliva

1/2 vasito de vino blanco

Sal marina sin refinar

Cúrcuma

Pimienta negra

Parmesano o levadura nutricional

300 g de arroz Bomba

Preparación

Salteamos la cebolla cortada fina con el ghee o el aceite de oliva. Cuando esté dorada añadimos las setas y las cocinamos hasta que su jugo pase al agua. Después añadimos el vino blanco y lo dejamos reducir. Añadimos el arroz bomba, removemos bien y vamos añadiendo caldo vegetal  casero (tomate, puerros, cebolla y zanahoria). Vamos removiendo continuamente y añadiendo un poco más de caldo así como el arroz lo va consumiendo. Una vez esté cocido, apagamos el fuego, añadimos una pizca de cúrcuma en polvo, la pimienta negra y el parmesano o levadura nutricional.

TAGS : otoño picornells rebozuelos risotto setas
POSTED BY Gemma Bes Padrós | Nov, 07, 2017 |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *