Los días de frío continúan y es esencial empezar el día con un desayuno caliente y nutritivo. Por eso os ofrecemos 3 variantes de porridge, el desayuno típico británico que cada vez cuenta com más adeptos.

La avena

Para cocinar el porridge nosotros usamos los copos de avena como base. Se trata de uno de los cereales más recomendados para los días de frío por su alto contenido en nutrientes. La avena nos aporta hidratos de carbono de absorción lenta, minerales, oligoelementos, hierro, fósforo y proteínas de alto valor biológico. Es un cereal sin gluten pero presenta gluten por contaminación, así que si tenéis alergia o intolerancia al gluten aseguraos que compráis avena sin gluten certificada.

El efecto saciante de la avena la convierte en un ingrediente ideal para el desayuno, ya que nos permite llegar a la hora de la comida sin tener que picar constantemente. Además, es un alimento ideal para favorecer el tránsito intestinal, ya que protege la mucosa del tracto digestivo y nos aporta fibra soluble e insoluble.

Un desayuno perfecto

El porridge es un desayuno perfecto para toda la familia y en especial para los niños y los deportistas por su aporte energético.

La base del porridge siempre es la misma: copos de avena, semillas de chía (opcional) y bebida vegetal (recomendamos avena sin gluten, coco o almendra). A partir de aquí, podemos añadir los alimentos que más nos gusten para que cada mañana sea diferente: fruta fresca o seca, crema de frutos secos, frutos secos, semillas, etc.

Yo os propongo mis 3 variantes preferidas de porridge y os animo a que diseñéis vuestras propias recetas.

PORRIDGE DE PLÁTANO, COCO Y NUECES (el preferido de mis hijos)

Ingredientes: 2 c.s de copos de avena, 1 c.s de semillas de chía, 1 vaso de bebida vegetal caliente (de avena s/g, coco o almendra), ½ plátano en rodajas finas, 1 c.p de coco deshidratado, 3 o 4 nueces y una pizca de canela.

Elaboración: Ponemos los copos de avena y la chía en un bol, vertemos la bebida vegetal bien caliente y dejamos reposar unos 10 minutos hasta que los copos y la chía aumenten su volumen. Añadimos el resto de ingredientes. Se puede tomar calentito o prepararlo por la noche y consumir frío al día siguiente.

 

PORRIDGE DE FRUTOS ROJOS

Con esta receta aprovechamos las propiedades antioxidantes de los frutos rojos para empezar el día.

Ingredientes: 2 c.s de copos de avena, 1 c.s de semillas de chía, 1 vaso de bebida vegetal caliente (de avena s/g, coco o almendra), un puñado de frutos rojos (arándanos/frambuesas/fresas) frescos o congelados.

Elaboración: Ponemos los copos de avena y la chía en un bol, vertemos la bebida vegetal bien caliente y dejamos reposar unos 10 minutos hasta que los copos y la chía aumenten su volumen. Añadimos el resto de ingredientes. Se puede tomar calentito o prepararlo por la noche y consumir frío al día siguiente.

PORRIDGE CON COMPOTA DE MANZANA

Ingredientes: 2 c.s de copos de avena, 1 c.s de semillas de chía, 1 vaso de bebida vegetal caliente (de avena s/g, coco o almendra, 2 c.s de compota de manzana.

Elaboración: Ponemos los copos de avena y la chía en un bol, vertemos la bebida vegetal bien caliente y dejamos reposar unos 10 minutos hasta que los copos y la chía aumenten su volumen. Añadimos la compota de manzana y removemos.

TAGS : avena desayunos frío invierno porridge
POSTED BY Nutreatude | Feb, 28, 2018 |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *