¿Qué tienen en común las sociedades más longevas del mundo? A la vuelta de mi viaje a Japón y después de observar que en una zona determinada de este país, en Okinawa, las personas viven más años en comparación con otras zonas del mundo, decidí investigar.

He llegado a la conclusión que hay cuatro pilares fundamentales que condicionan el hecho de vivir más años.

1. La alimentación saludable

Las sociedades más longevas siguen una dieta basada en las frutas y verduras de hoja verde y de raíz que cultivan ellos mismos, no suelen importar nada. Toman productos de temporada, que concentran más vitaminas y minerales. Consumen una gran cantidad de proteína vegetal (tofu, semillas, frutos secos) en comparación con la de origen animal, ya que solo comen carne en ocasiones muy especiales.

El arroz, la quinoa o la patata dulce son alimentos que toman a diario; han eliminado de su dieta productos refinados como la harina, el azúcar o la sal. Utilizan especias como la cúrcuma, el cilantro y el orégano, con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, para condimentar sus comidas y para tomar en forma de bebida.

 

El agua fresca de manantial es su bebida principal, aunque también incluyen el té (negro y verde, por sus propiedades antioxidantes), el vino, en ocasiones, y algún licor artesanal.

En Okinawa, por ejemplo, es común tomar pescado azul crudo o poco cocido y alimentos fermentados como el miso y las algas que favorecen un buen funcionamiento del organismo. En esta zona también ponen en práctica el «Hara Haci Bu» que consiste en dejar de comer cuando casi se está lleno. Se cree que esta limitación en el consumo de calorías aumenta la esperanza de vida.

2. El ejercicio físico

No lo practican tal y como nosotros lo haríamos, pero tampoco son sedentarios; más bien todo lo contrario. Suelen caminar, montar en bici, cuidar de la huerta o pescar. Pasan todo el tiempo que pueden al aire libre para absorber la vitamina D y así mantener fuerte el organismo. Los abjasos (Georgia), por ejemplo, trabajan durante toda su vida; en Okinawa practican la danza y las artes marciales.

 3. Su postura ante la vida

Casi no sufren estrés porque para ellos la vida tiene un fin y un sentido concretos. Durante la investigación que el doctor Buetter llevó a cabo en Okinawa, se encontró con el caso de una mujer de ciento dieciséis años que comentó que se sentía libre porque nada limitaba su pensamiento ni su libertad. También en Estados Unidos, en Loma Linda, comprobó que seguir unos hábitos a lo largo de su vida (no comer carne y sí verdura, frutas, granos…) los ayudaba a mantenerse más jóvenes.

4. Trabajo y sociedad

La familia es el núcleo principal de su sociedad, así como lo es el respeto por las personas mayores. No conciben vivir asilados, pues eso significaría la muerte. Compartir, hablar, reírse con todos y de uno mismo son las claves de su vida en común.

La mayoría trabaja en el campo y no existen ni la palabra jubilación ni las prisas. Eso no quiere decir que no tengan sus momentos de descanso y de ocio. Siguen una vida sencilla, con un objetivo y unas ilusiones que les hacen seguir adelante.

Para ellos la espiritualidad es un denominador común. Viven en contacto directo con la naturaleza y, sobre todo, valoran las pequeñas cosas y la familia.

TAGS : Japón longevidad
POSTED BY Nutreatude | Jun, 07, 2018 |
  • Muy interesante, es interesante cómo nos van llegando más información sobre sus hábitos y alimentación que repercute en más y mejores años de vida. Son pioneros en usar la tecnología para incrementar la producción de antioxidantes ya sea por máquinas que ionizan el agua o en suplementos alimenticios.

  • Aina Vaquer Soler

    Un ejemplo a seguir estos japoneses!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *