Si lees atentamente estos 12 puntos y los tienes en cuenta a la hora de comer, es prácticamente seguro que podrás disfrutar de la comida y de su posterior digestión. Recuerda que comer siempre debe ser placentero.

1. El cuidado y la buena elección de los alimentos son imprescindibles para disfrutar de una buena digestión. Es básico evitar el exceso de alimentos procesados a base de trigos modernos y refinados, ya las proteínas del trigo se degradan con gran dificultad por las enzimas del tracto gastrointestinal); y evitar el exceso de azúcar, lácteos de mala calidad, alimentos altamente procesados y técnicas de cocción pesadas como fritos u horneados grasos.

2. La masticación es un paso esencial para que el proceso digestivo sea eficaz. Con la masticación no solo se tritura el alimento, sino que mediante los diferentes enzimas que se encuentran en la saliva se empieza la pre-digestión de los alimentos. Cuando se ingieren alimentos muy secos como los panes, las galletas o los frutos secos, es aconsejable masticar hasta reponer el agua que les falta. En el caso de los frutos secos una buena opción es ponerlos unas horas en remojo. De esta forma ayudamos a la eliminación de los antinutrientes y favorecemos la digestoón. Tampoco tenemos que olvidarnos de mantener los purés en la boca un rato para que se mezclen con la saliva. En definitiva, es importante comer despacio, masticar y ensalivar bien el alimento.

3. La relajación es muy importante. El proceso digestivo está controlado por el sistema nervioso parasimpático (el que predomina cuando nos relajamos). El parasimpático da la orden a las glándulas de segregar jugos digestivos y necesitamos un buen aporte de jugos digestivos para garantizar una buena digestión. Así que para poder garantizar una buena digestión es imprescindible tomarnos un tiempo y comer relajados.

4. No beber mucho líquido durante las comidas. Beber un poco de líquido tibio o caliente (agua o infusión) ayuda en la digestión, pero beber mucho líquido y frío diluye la concentración de los jugos digestivos y dificulta la buena digestión.

5. Evitar alimentos a temperatura fría, sobre todo durante las comidas. Por ejemplo, agua fría, zumos, helados, demasiadas ensaladas o muchas frutas. En verano aumentaremos el consumo de alimentos fríos y en invierno es mejor ligeramente al vapor, al wok etc.

6. Evitar los antiácidos. Los medicamentos antiácidos inhiben la digestión de proteínas alimentarias. Los antiácidos (“protectores de estómago”) generan una mala digestión de proteínas en el estómago.

7. Se aconseja que las comidas más abundantes se hagan por la mañana y a medio día. La cena tendría que ser ligera. La mejor hora para comer es aquella en la que el sistema digestivo está más preparado para procesar los alimentos.

8. Para favorecer la digestión de la legumbre, que suele producir muchos gases en el intestino, se aconseja ponerla en remojo de 8 a 24h con agua salada y cambiando varias veces el agua. Además, podemos hervirla con una tira de alga kombu.

9. La práctica diaria de actividad física moderada es aconsejable para mejorar la digestión y la absorción de alimentos.

10. Se puede incorporar en la comida un trocito de jengibre. Se puede cocinar junto a los demás ingredientes o incorporar el jugo. El jengibre tiene la capacidad de estimular la función digestiva pancreática y biliar.

11. Evitar la ingesta de fruta tras las comidas principales, excepto el caso de piña y papaya que favorecen la digestión.

12. Se puede terminar la comida con una infusión digestiva con:

– Plantas digestivas: regaliz, manzanilla amarga, menta y melisa.

– Plantas carminativas: anís, anís estrellado, hinojo, comino, coriandro.

– Plantas hepático-biliares: boldo, diente de león, alcachofera, desmodium.

– Se puede optar por hacer una mezcla de cada: alcachofera, menta, melisa, hinojo.

 

Os dejamos dos recetas para favorecer la función digestiva:

INFUSIÓN DE KUZU, KUKICHA Y UMEBOSHI

Disolvemos 1 c.p de kuzu en un gran vaso de agua y llevamos a ebullición durante 5 minutos junto a 1 c.p de kukicha. Colamos la mezcla y servimos en una taza. En este momento incorporamos ½ cucharita rasa de pasta de umeboshi.

La umeboshi es una fermentación de la ciruela con sal que ayuda a favorecer la digestión, mejorar la acidez, alcalinizar y mejorar la función hepática.

 

REMEDIO AYURVEDA

Este remedio ayurveda es perfecto para mejorar las digestiones y evitar los gases. Tomar un vasito de 100 ml antes de la comida y si hace falta también antes de cenar. Es una bebida alcalina y un gran probiótico.

Ingredientes: 50 ml de yogur de cabra u oveja, 50 ml de agua, 1/4 cucharadita de cúrcuma, 1/4 cucharadita de comino en polvo, 4 hojitas de cilantro picado, 4 hojitas de menta picada, 1/4 de cucharadita de jengibre fresco pelado y picado.

Elaboración: ponemos todos los ingredientes en un procesador de alimentos durante 3-4 minutos. Si aparece espuma en la superfície la retiramos. Servimos.

TAGS : Ayurveda digestión gases infusión jengibre kukicha kuzu
POSTED BY Nutreatude | Ago, 03, 2018 |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *