Exacto, son sólo niños. Y por este motivo, lo que comen ahora importa más que nunca.
Entiende que la salud de tus hijos depende de ti.
El objetivo no es juzgar. Tampoco irnos al extremo. No quiero generalizar. Si la alimentación de base es buena, no les pasará nada por comer golosinas o bollería de vez en cuando.

La realidad dice que una alimentación equilibrada en la etapa infantil influye notoriamente en la edad adulta. Muchas de las enfermedades que se adquieren en la edad adulta son debidas a una alimentación infantil inadecuada.

Otra cuestión a tratar son las necesidades nutritivas de nuestro organismo en la alimentación, destacando el tipo de alimento que se debe ingerir para que una dieta sea saludable.

Para que la evolución del niño sea favorable, es preciso que éste se alimente con todos los nutrientes fundamentales. Entre todos ellos destacan los hidratos de carbono, siendo la primordial fuente de energía y de la cual se debe ingerir el 50% de la toma de calorías. Por otra parte están las grasas, las cuales representan un 30% del total. Además, debemos destacar las proteínas, que componen el 20% de la toma alimenticia. Decir que en ningún caso será necesario aportar un suplemento de minerales y vitaminas a un organismo si se consigue tener una dieta equilibrada, salvo en excepciones en las que un niño sea deportista de alto rendimiento o en casos donde prevalezca una prescripción médica.

En cuanto a la bebida no me gusta dar un valor exacto de la cantidad de agua que hay que consumir al día, ya que es una sustancia cuyas necesidades oscilan dependiendo del biotipo de la persona, edad, altura y necesidades fisiológicas. Pero para que tengamos una idea aproximada el aporte sería del orden de 1,5L de agua/día en niños. Las bebidas con excitantes como el café, coca cola u otras con azúcares añadidos deberían estar excluidas en edades menores de 12 años, ya que además de provocar desequilibrios en el organismo a esta edad, pueden suponer la formación de caries dentales perjudiciales para la salud del niño.

Por lo que respecta a los fallos más comunes que se suelen cometer en la alimentación en la edad escolar, empiezo nombrando los desayunos inapropiados, donde no se ingieren los nutrientes adecuados que aportarán un buen rendimiento en el colegio durante la mañana, y es más, en algunos casos ni siquiera se desayuna. Otro error muy común actualmente es la comida rápida, conocida también como “fast food”, que muchas veces debido a incompatibilidad horaria o falta de tiempo, se ingiere con frecuencia y no son nada adecuados en la comida más importante del día.

A menudo suelen tomarse los llamados “snacks” o golosinas, que son alimentos que si se toman con moderación no causan ningún tipo de problema, pero que si se hace con exceso, sí pueden dañar la salud de la persona, provocando en determinados casos, saciedad, sobrepeso o caries. Este último aspecto nombrado, las caries, cobra vital importancia en el momento en el que la alimentación es inapropiada, o la higiene dental no se realiza periódicamente, provocando en determinados casos infecciones o problemas digestivos entre otros. Para poder evitar las caries es necesario que exista un hábito higiénico después de cada comida y reducir la toma de golosinas, bollería y dulces principalmente.

Finalmente me gustaría concluir diciendo que al igual que en todos los demás aspectos de la vida, la moda condiciona la alimentación en un momento determinado. Hay que tener en cuenta que no todo lo que el mercado ofrece como novedoso es lo más adecuado ni aconsejable. Diferentes formas de yogur, galletas, aperitivos, precocinados, son fruto del marketing y no de la razón nutricional. Con el tiempo se abandonan, pero para entonces ya se han producido los efectos no deseables.


Este artículo lo ha escrito Jaume Perelló, alumno en prácticas de Nutreatude.

«Me llamo Jaume Perelló y, al igual que la mayoría de la gente de nuestra sociedad, he crecido escuchando mitos como, que los huevos producen colesterol, que el zumo de limón en ayunas purifica, que tenemos que hacer cinco comidas al día, entre otros.

Mi curiosidad por encontrar en qué se basaban tantas teorías y mi pasión por el mundo de la nutrición fueron los motivos por los que un día decidí marchar a Barcelona a estudiar y a aprender más acerca de la nutrición humana y la dietética. Un camino en el que no he parado nunca de aprender y del que voy compartiendo mis humildes opiniones y críticas con vosotros a través de mi perfil en Instagram @elcerebroobeso»

TAGS : elcerebroobeso escuela infantil Jaume Perelló niños
POSTED BY Nutreatude | Sep, 19, 2018 |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *